La creación de empresas ha aumentado radicalmente desde que empezó la crisis

Por fin tenemos un buen dato para incentivar nuestra economía, ya que el dato referido a la creación de empresas por fin es positivo.

Si nos situamos en los años en los que se asentó la crisis económica en nuestro país, entre 2008-2009, veíamos cómo las cifras de creación de empresas empezaban a paralizarse; todavía algún valiente intentaba tener suerte, pero la tendencia empezó a ser negativa.

Ya han pasado algunos años desde entonces y, aunque la mayoría de ciudadanos siguen diciendo que la crisis no se ha ido de sus casas al no mejorar la situación económica, lo cierto es que a partir del año 2012-2013, los datos cambiaron de rumbo  y en pleno 2016, podemos afirmar que ya estamos dentro de valores positivos, aumentando el número de personas que deciden crear empresas en España.

Motivos que han dado pie a esta mejoría

En realidad, son muchos los criterios que han incentivado el renacimiento de nuestras empresas. Por un lado, el hecho de detectar que había crisis y trazar algunas estrategias de recuperación han terminado finalmente dando sus frutos. Con esto no vamos a decir que todas las estrategias que se han seguido han sido buenas, de hecho, encontramos algunas que han hecho más mal que bien. Sin embargo, en contraste todo parece que va por el buen camino.

También tenemos que remarcar el esfuerzo continuo de las personas por buscar nuevas maneras de salir adelante. Es importante tener en cuenta a todas aquellas personas que tenían una idea en mente y pese a la crisis económica, encontraron la manera para poder seguir adelante y ahora tienen en sus manos una empresa muy viable.

Un efecto dominó positivo

La creación de empresas es algo que afecta a todo el sector económico.

Pongamos un ejemplo. Imaginemos que Juan quiere montar una empresa de informática. Lo primero que necesitará es el equipo informático adecuado, por lo que se pondrá en contacto con un proveedor para que este se encargue de suministrarle lo que le haga falta. Por otra parte, también tendrá que contar con servicios de asesoría. Crear una empresa entraña toda una serie de trámites y puede suceder que el futuro empresario se sienta perdido. Por esta razón, una asesoría para crear una empresa es la mejor de las ideas a contemplar.

¿Conclusión? El proveedor recibe ganancias, el asesor tiene ganancias, el cliente de Juan tiene ganancias y, por supuesto, Juan ha conseguido crear un negocio rentable que ha conectado a todos los sujetos anteriores. Por lo tanto, también tiene ganancias.

Los signos de mejora económica van en aumento, pero las cifras todavía se van a incrementar mucho más. Vamos a vivir una época de recuperación económica muy próspera. Ahora está en nuestras manos seguir el camino empresarial correcto para dar con un proyecto factible y viable en el tiempo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies