Qué complementos se suelen comprar cuando vamos de viaje

Hacemos muchas cosas diferentes cuando vamos de viaje. Vayamos al destino que vayamos, nos dedicamos a pasear, conocer monumentos y edificios históricos, visitar museos, probar nuevas delicias gastronómicas o tomar millones de fotografías. También hay una cosa que hacemos en todos los lugares a los que viajamos: comprar.

Compras, compras y más compras

Todas las cosas que compramos cuando vamos de viaje podríamos decir que se engloban en dos categorías diferenciadas: productos que compramos para nuestro día a día y recuerdos que queremos llevarnos típicos del lugar en el que hemos estado.

1. Productos de uso diario: En la primera categoría nos encontramos con aquellos productos que nos compramos para un uso cotidiano y práctico, nada de adornos o decoraciones. Serían ropa, joyas y zapatos. Esto ocurre cuando vamos a algún lugar donde este tipo de productos están más baratos que en nuestro lugar de origen. En esos momentos es cuando nos volvemos locos y queremos vaciar la maleta de nuestras viejas pertenencias y llenarla con lo más cool y barato que encontremos en la ciudad de destino.

Esto nos pasa cuando viajamos a Estados Unidos y encontramos la ropa de nuestras marcas deportivas favoritas por la mitad o menos del precio. Y, sí, también le pasa a nuestros padres cuando van a Portugal y vienen cargados de toallas.

2. Souvenirs o productos de recuerdo: esta es la categoría en la que está todo aquello que compramos para colocarlo en nuestra casa y acordarnos del maravilloso viaje del que disfrutamos en nuestras últimas vacaciones. Nos evocan recuerdos y nos transportan por momentos a aquellos maravillosos días. A veces estos regalos también pueden ser ropa o complementos, mezclándose así las dos categorías pues en un solo producto tendríamos tanto un recuerdo como una prenda de uso diario.

En estos casos hay recuerdos y regalos que nunca pasan de moda. Los imanes, por ejemplo, siguen siendo uno de los más recurridos, ya que son muchas las personas que siguen tratando de tener la puerta frigorífica llena de pequeñas postales imantadas. Tampoco pasan de moda los llaveros y figuritas de cerámica. Todos ellos personalizados según el lugar al que pertenezcan (recordemos la típica camiseta de “Alguien que me quiere mucho estuvo en Benidorm y se acordó de mí”).

Recuerdos personalizados

Últimamente, la innovación también ha llegado al campo de los souvenirs y regalos turísticos. Cada vez se busca más la originalidad, sobre todo cuando se trata de regalos ya que no comprar lo típico representa que es un regalo más dedicado y al que se ha dedicado más tiempo. De ahí el éxito de las pulseras personalizadas, son un sencillo recuerdo que cuenta con ventajas como su poco peso o su escasa fragilidad.

Las pulseras personalizadas son un recuerdo que te acompañarán siempre y a la hora del traslado sabemos que no ocuparán espacio ni se romperán. Podrás llevar cuantas pulseras quieras y todas ellas con un mensaje o dedicatoria especial para esa persona de la que te acordaste en tu viaje. ¡Una manera de que el recuerdo del viaje vaya siempre en tu muñeca!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies